Potenciales Lesiones Asociadas con la Excesiva Pronacion Subtalar

Últimos artículos


Potenciales Lesiones Asociadas con la Excesiva Pronacion Subtalar

Luis Rodil Peralta
Ortopodólogo Clínico
MULTIMEDICA VISTA HERMOSA

Durante la hiperpronacion el astrágalo es forzado a aducirse y plantarflexionarse en exceso, mientras el calcáneo simultáneamente se evierte (A). Estas acciones afectan marcadamente al ligamento calcáneo navicular y la cápsula plantar de la articulación astrágalo escafoidea. Con el tiempo, estos movimientos exagerados tienen a provocar hiperlaxitud patológica en dichas estructuras.

Adicionalmente el exceso de pronación afecta a la aponeurosis (fascia plantar) y/o las partes blandas del antepié ya que el astrágalo se desplaza anteriormente aproximadamente 1.5 mm por cada 10° de eversión calcánea. (B). A mayor eversión del calcáneo, mayor desplazamiento del astrágalo. Mientras este movimiento anterior puede ser insignificante en un pie biomecánicamente equilibrado, puede jugar un papel crítico en la patomecánica asociada a una pronación subtalar excesiva ya que el desplazamiento anterior del astrágalo causa que el escafoides y los primeros tres radios se desplacen anteriormente y en abducción en relación con los radios cuarto y quinto. El movimiento anterior de la columna medial irrita la fascia plantar produciendo tensión en un tejido relativamente inelástico, lo que genera un incremento de las fuerzas de tracción a nivel de la inserción perióstica de la fascia con el calcáneo, produciendo fascitis plantary espolón calcáneoEXCESIVA PRONACION SUBTABULAR

El movimiento de abducción de la columna medial puede ser también corresponsable de lesiones siendo que genera fuerzas de compresión en la unión de la columna lateral y medial. Lo anterior conduce a bursitis intermetatarsofalángica y neuritis interdigital.

Adicionalmente a producir lesiones a nivel del pie, la pronación subtalar excesiva puede ser responsable de un amplio rango de lesiones a todo lo largo de la cadena cinética. Por ejemplo, ha sido ampliamente documentado que la excesiva pronación es causa de la periostitis tibial (shinsplints), dolor a lo largo de los dos tercios distales de la tibia.

Se han documentado (Matheson et al.) que la rotación tibial causada por la pronación excesiva predispone a fracturas, posiblemente porque el extremo distal de la tibia, por su relativamente bajo momento polar de inercia, es incapaz de tolerar dicho incremento torsional.

La rotación interna excesiva de la tibia puede también ser responsable de dolor a nivel medial en la rodilla ya que el plato tibial medial es forzado a resbalarse detrás del cóndilo femoral interno. Este movimiento presiona el menisco medial y la cápsula medial produciendo bursitis de la pata de ganso. Lutter documentó que en un estudio de 213 rodillas lesionadas, el 77% cursaban con desequilibrios en el pie. BURSITIS

Aunque muchos autores sostienen que la excesiva pronación afecta la cara medial de la rodilla, Noble, en un estudio de 100 individuos diagnosticados con síndrome de la banda iliotibial, se concluyó que la excesiva pronación subtalar era un factor etiológico significativo. Aparentemente la excesiva rotación interna de la tibia “arrastra” la porción distal de la banda iliotibial sobre el epicóndilo femoral lateral, predisponiendo a este síndrome de fricción.

También se relaciona el dolor retropatelar con la excesiva pronación subtalar. Aunque es notorio que la pronación subtalar excesiva produce un incremento del ángulo Q, y por lo tanto predisponiendo a artralgia retropatelar, esto sólo se da en estática, cuando los ligamentos cruzados mantienen extendida la rodilla en bloqueo. Cuando la rodilla es flexionada (como sucede durante la fase de contacto del talón) la tibia rota internamente más que el fémur y por lo tanto decreciendo el ángulo Q. Este puede ser un factor causante de lesiones a nivel medial retropatelar. Huerti y Hayes demostraron que la reducción en el ángulo Q resultará, en el 50% de los casos, en la reducción de la presión detrás de la faceta lateral patelar con una redistribución de la presión hacia otro lado y por lo tanto incrementado la proclividad a una condromalacia. Es quizás por esto que Kegerreis et al. sostienen que la excesiva pronación subtalar está causalmente relacionada con el síndrome de la plica sinovial y que el ángulo Q incrementado se relaciona condisfunción en el mecanismo extensor.

Efectos posturales asociados con la excesiva pronación subtalar :

  • Incrementa la tracción en la inserción del glúteo máximo y por lo tanto
  • Puede ser responsable de tendinitis a ese nivel. También la bursa del trocanter mayor está más proclive a lesinarse ya que el fémur proximal rota en un rango mayor de movimiento, lo que produce mayor fricción en dicha bursa que está localizada entre el trocanter mayor y la sección proximal de la banda iliotibial.
  • De mayor significado clínico es el efecto de la rotación femoral interna en la pelvis. La rotacion interna del fémur desplaza la cabeza femoral posteriormente,
  • Lo que causa que la pelvis se bascule anteriormente. Lo anterior puede ser causa de una amplia gama de lesiones ya que el ángulo de la base del sacro está incrementado, los discos intervertebrales y el proceso espinoso vertebral se aproxima.
  • La lordosis lumbar se incrementa.
  • La basculación anterior de la pelvis tracciona a nivel de la inserción de los isquiotibiales EFECTOS POSTUARES efectos postulares