Oncología Integrativa

Últimos artículos


Oncología Integrativa

Dr. Luis Miguel Zetina Toa

Tradicionalmente, los médicos oncólogos hemos sido entrenados en el tratamiento del cáncer, basando nuestro aramamentario terapéutico en cuatro pilares tradicionales del tratamiento oncológico: la cirugía, la radioterapia, la hormonoterapia y la quimioterapia. En la última década se les han unido, dos enfoques novedosos: la primera, la terapia blanco, basada en el ataque directo a expresiones anormales o mutaciones de la célula tumoral y por la segunda: la más novedosa: la inmunoterapia, tratando esta última de fortalecer el sistema inmunológico, para que sea nuestro propio organismo y nuestras propias células de defensa, (linfocitos T), los encargados de destruir el tumor maligno. La conjunción de todas estas medidas, han cambiado dramáticamente la guerra contra el cáncer, mejorando la sobrevida en casi todos los tipos de tumores malignos o en todo caso, volviendo crónica esta enfermedad, que con anterioridad era letal, en la mayoría de los casos.

En el momento de diagnostico, el paciente es informando sobre el tipo de cirugía, el plan radioterapia, el protocolo de quimioterapia o la opción de terapia blanco o inmunoterapia la cual podría ser utilizado en su caso particular.

Sin embargo, dejamos totalmente a un lado información, que para nuestros pacientes y sus familiares es de vital importancia y que nosotros, como parte de la comunidad científica tradicional, no la consideramos importante, por no tener conocimientos o suficiente evidencia científica para hablar de ella. El paciente le interesa saber sobre el peligro de comer azúcar y el riesgo del uso continuo de edulcorantes artificiales, lo prohibitivo de la ingesta de carnes rojas y lácteos vacunos, las ventajas de los suplementos nutricionales, los anti oxidantes, los licopenos, las dosis altas de complejos vitamínicos y la reposición de micronutrientes, particularmente del selenio, zinc omega 3 y la coenzima Q10. Alimentos como la cúrcuma, te verde soya, son preocupación constantes y asedio de interrogantes al igual que lo son, la alcalinidad de sus bebidas, el uso de pro bióticos, sin descartar preguntas obligadas sobre la exposición al sol, el uso de desodorantes y el tinte del cabello, la mariguana, por enumerar solo algunos

ejemplos y por último y para resumir, todo lo que puedan saber sobre terapias alternativas y complementarias (CAM) por sus siglas en Ingles y lo que su médico homeópata y todos sus parientes y amigos le ha recomendado para fortalecer y depurar sus sistema durante el tratamiento oncológico.

Definitivamente tenemos, una materia pendiente, no aprobada en relación a las necesidades propias e inherentes de nuestros pacientes, que se ha trata- do de solventar con medidas terapéuticas tradicionales usadas en forma aislada.

Hematología Clínica- Oncología Médica

Para los “escépticos” en el tema de la oncología Integrativa”, hemos adquirido conocimientos, que con anterioridad podría haber sido motivo de serio debate académico. Quien hubiera pensado que la microbiota intestinal forma parte vital de nuestro sistema de defensas, siendo considerado “nuestro cerebro inmunitario” y que la vitamina D3 es tan importante o más que cualquier otro nutriente, que jamás debes de comer toronja si esta tomando medicamento oncológicos orales, que la cúrcuma es un potente anti angiogenico y anti inflamatorio, con un valor terapéutico importante y coadyuvante en el tratamiento del cáncer y que se puede modular la respuesta a la quimioterapia con ciertos medicamentos de bajo costo como losar- tan y metformina.

De todos estos nuevos conocimientos, se inicia la premisa de integrar terapias en lo que hoy se conoce como “Oncología Integrativa”, una nueva disciplina dirigida al paciente con cáncer y su entorno familiar, que une la medicina tradicional con técnicas complementarias. El enfoque de la oncología integrativa es involucrar al paciente, al ser humano en todas sus dimensiones, no sólo física, sino también mental, emocional, psicológica, espiritual socialmente. La Oncología Integrativa, acepta sin restricción la medicina convencional, pero rechaza enfáticamente la terapia alternativa y acepta las técnicas complementarias, pero no de forma indiscriminada. Para recordar la medicina alternativa intenta “substituir”, la terapia estándar por opciones no aprobadas científicamente, la medicina complementaria se une a las opciones científicas convencionales, tratando de modular, no solo su efectividad, si también los efectos secundarios y su aceptación.

Las terapias complementarias (CAM), son usadas por más del 50%, de todos los pacientes, en algún momento de su trata- miento no solo se refiere a medicamentos o suplementos, se refiere también a técnicas que ayuden en su estatus emocional, físico o mental. El ejercicio, el yoga, la readecuación de su dieta, el uso de probióticos y modificadores de la microbiota intestinal, producen una importante mejoría en la tolerancia a los tratamientos.

Dado que existen numerosos estudios científicos que avalan ciertas técnicas complementarias y por supuesto, que también rechazan enfáticamente otras no fundamentadas, centro de prestigiosos en Europa y Estados Unidos de Norte América, han iniciado programas de Oncología Integrativa. Hospitales como: MD Anderson Cancer Center, Dana Farber Cancer Institute, Yale New Haven Hospital, Mayo Clinic Rocherster, Memorial Sloan Kettering Cancer Center y Clinic Edith Cavell entre muchos otros, cuenta ya con programas completes de post grado en “Oncología Interactiva”.

Como corolario, debemos tener, como profesionales y científicos, pero también como seres humanos, la capacidad de tener nuestra mente abierta, en los nuevos enfoques en el trata- miento del cáncer, en aras de la posibilidad de una curación o probablemente en la mejoría en su tiempo de sobrevida de nuestros pacientes, pero también, recordando, por sobre todas las cosas, en mantener su calidad de vida y su bienestar, en la búsqueda sus metas.