Degeneración Macular relacionada con la Edad

Últimos artículos


Degeneración Macular relacionada con la Edad

Dr. Julio Armando Anguiano Peña
Dra. Peggy Chang
Oftálmologos
MULTIMEDICA VISTA HERMOSA

DEGENERACION-MACULAR-2La degeneración macular debida al envejecimiento o degeneración macula senil es una enfermedad que se ocasiona en sujetos de más de 55 años de edad, siendo la causa más importante de la ceguera legal. Se caracteriza por lesiones progresivas de la mácula, la pequeña área situada en el centro de la retina. La definición de la degeneración macular senil aceptada internacionalmente es “presencia de neovascularización del coroides y/o atrofia geográfica de un ojo con drusas”. Las drusas son manchas amarillentas del fondo del ojo localizadas externamente de la neuroretina. Cuando estas drusas se observan en un ojo, pero no hay neovascularización, se habla de maculopatía. Por atrofia geográfica se considera una atrofia perfectamente demarcada del epitelio pigmentado de la retina, de un tamaño > 175 mm que deja ver el coroides subyacente.

La degeneración macular se clasifica en dos categorías: la forma no-neovascular (o forma “seca”), la más frecuente, responsable de más del 90% de los casos y la forma neovascular (o forma “húmeda”) que es la responsable de la mayor parte de los casos de ceguera. La degeneración neovascular se caracteriza por una neovascularización de la coroides por debajo de la retina, produciéndose un tejido neovascular por el que rezuman sangre y fluidos. Si no se trata adecuadamente, esta neovascularización progresa hacia la formación de tejido fibroso con destrucción de la mácula y pérdida de la visión.

La degeneración macular es más frecuente entre los caucásicos que en otras etnias. Así, en el Japón la incidencia de esta enfermedad es un 50% menor que entre los blancos occidentales, aunque esta cifra está aumentando debido a la occidentalización de los hábitos alimentarios de los japoneses. Se estima una incidencia del 1 por 1000 entre los occidentales.

Síntomas

Al principio, uno puede no tener síntomas. A medida que progresa la enfermedad, la visión central puede afectarse.

El síntoma más común en la DME seca es la visión borrosa y está limitado al centro del campo de la visión. Con frecuencia, los objetos en la visión central lucen distorsionados y opacos y los colores lucen desvanecidos. Un paciente puede tener dificultad para leer impresos o ver otros detalles, pero puede ver lo suficientemente bien para caminar o realizar actividades de rutina.

A medida que la enfermedad empeora, uno puede necesitar más luz para leer o llevar a cabo las tareas diarias. La mancha borrosa en el centro de la visión se vuelve gradualmente más grande y más oscura. En las fases tardías, uno puede no ser capaz de reconocer las caras hasta que las personas estén cerca. La DME no afecta normalmente la visión lateral (periférica), lo cual es muy importante, debido a que significa que uno nunca tendrá pérdida completa de la visión a raíz de esta enfermedad.

El síntoma temprano más común de la degeneración macular húmeda es que las líneas rectas aparecen torcidas y onduladas. Uno también puede notar una pequeña mancha oscura en el centro de su visión que gradualmente se vuelve más grande. La pérdida de la visión central puede presentarse muy rápidamente. Si esto ocurre, se necesita urgentemente una evaluación por parte de un oftalmólogo con experiencia en enfermedad retiniana.

Pruebas y exámenes

Si usted es mayor de 60 años y ha tenido cambios en la visión, su oftalmólogo le hará una evaluación. Durante el examen, el médico usará gotas para agrandar (dilatar) las pupilas y una lente de aumento especial para observar la retina y el nervio óptico.

El médico buscará cambios en los vasos sanguíneos y la membrana que los rodea. Esto puede mostrar engrosamientos localizados, depósitos amarillos que se forman sobre esta membrana en la degeneración macular seca.

Es posible que le pidan cubrirse un ojo y mirar un patrón de líneas llamado rejilla de Amsler. Si las líneas rectas parecen onduladas, puede ser un signo de DME.

Otros exámenes para la degeneración macular pueden abarcar:

  • Angiografía con fluoresceína
  • Angiografía con fluoresceína
  • Tomografía de coherencia óptica

Tratamiento

No existe ningún tratamiento para la degeneración macular seca. Sin embargo, una combinación de vitaminas, antioxidantes y cinc puede retardar la progresión de la enfermedad. Esta combinación de vitaminas a menudo se denomina fórmula “AREDS”. Los fumadores no deben usar este tratamiento.

Los suplementos recomendados contienen:

  • 500 miligramos de vitamina C
  • 400 Unidades internacionales de betacaroteno
  • 80 miligramos de cinc
  • 2 miligramos de cobre

Aunque no hay ninguna cura para la DME húmeda, los tratamientos pueden abarcar:

  • Cirugía láser (fotocoagulación con láser): un pequeño haz de luz destruye los vasos sanguíneos anormales.
  • Terapia fotodinámica: una luz activa un fármaco que se inyecta en el cuerpo para destruir los vasos sanguíneos permeables.
  • Medicamentos especiales que retardan la formación de nuevos vasos sanguíneos en el ojo (terapia antiangiogénesis o anti-VEGF): fármacos como bevacizumab (Avastin) y ranibizumab (Lucentis) se inyectan en el ojo para estabilizar o mejorar la visión, lo cual es un proceso indoloro.

Las ayudas (como lentes especiales) y la terapia para visión baja pueden ayudarle a usted a usar la visión que tiene de manera más efectiva y mejorar su calidad de vida.

1-2

Visión normal

2-2

Visión con Degeneración Macular relacionada con la edad incipiente

3-2

Visión con Degeneración Macular relacionada con la edad avanzada