Se le denomina también Siguán Tinamit, que significa Pueblo entre Barrancos, por estar rodeado de ellos. Su historia se remonta al año 1,524, después de que los conquistadores quemaron Gumarcaaj, pues los k´iches se refugiaron en Chuguilá, poblado al que después se le llamó Chuilá y que actualmente es Chichicastenango. Su iglesia colonial se construyó en 1,540.En su convento fue encontrado el Popol Vuh por Fray Francisco Ximénez. Sus puntos más visitados son el cerro de Pascual Abaj donde se venera al Dios Mundo, una deidad de piedra. Entre las danzas folklóricas que se presentan en este municipio se puede mencionar la danza de «La Conquista», «El Torito», «El Venado», «Los Mexicanos», «del Palo Volador» y «Tzijolaj».

Además del idioma español, en este municipio se habla K´iche´. Este municipio es uno de los lugares turísticos más visitados, especialmente por extranjeros que buscan observar el colorido del día de mercado, y el sincretismo propio del lugar.